(Episodio 55) Galerio marcha sobre Roma

Escuchar y patrocinar en iVoox

Patrocinar en Patreon

Nos centramos hoy en la reacción de Galerio ante la derrota de Severo, augusto de occidente, en tierras de Italia ante Majencio y Maximiano. 

Galerio, garante de los principios tetrárquicos, invadirá Italia para eliminar a Majencio y reestablecer el orden allí, sin embargo las cosas no saldrán como él esperaba, lo cual indica que Majencio contaba con importantes apoyos en la península, y que su posición era más firme de lo que se pensaba.

Por otra parte, Maximiano hercúleo, que había marchado a la Galia a establecer alianza con Constantino, vuelve ahora a una Italia que en donde ha perdido gran parte de su prestigio ante los éxitos cosechados por su hijo. Queda por tanto Maximiano como un elemento incómodo, como un emperador apátrida, atrapado entre dos colosos, que son Constantino y Majencio. 

Rencillas entre los señores de occidente por tanto, y resquemor en oriente con un Galerio que, mientras lame sus heridas, sigue pensando en reestablecer el legado de Diocleciano sobre todo el orbe romano. 

Bienvenidos al episodio 55 de El Ocaso De Roma.

(Episodio 54) Majencio, señor de Italia

Busto de Majencio, conservado en el museo Pushkin de Moscú

Escuchar y patrocinar en iVoox

Escuchar y patrocinar en Patreon

Hoy nos centramos en la figura de Majencio, hijo de Maximiano y usurpador de Italia, que viendo como Constantino colocaba la púrpura sobre sus hombros y se proclamaba emperador en los campos de Britania en verano del 306, quiso hacer lo propio desde la ciudad de Roma en octubre, reclamando un puesto en la tetrarquía al que creía tener más derecho por ser hijo del antiguo augusto hercúleo de occidente y yerno además de Galerio. 

Hablamos así de este personaje trascendental, que enseguida controlará también la rica región norteafricana, y en torno al cual brotarán una serie de intrigas, pactos, y alianzas que llevarán al antiguo augusto Maximiano, su padre, a volver a la escena política tras su abdicación forzosa llevada a cabo en Milán en el 305, como sabemos.

Tres nuevos príncipes en occidente por tanto: Majencio, Maximiano y Constantino (este último reconocido como césar) a los que tanto Severo (augusto legítimo de occidente) como Galerio intentarán hacer frente sin escatimar medios, llegando incluso a la invasión de Italia para eliminar a Majencio. Terrible situación ésta, que llevará a Maximiano a establecer una alianza con Constantino que, como todos los demás, jugaba también sus cartas en esta pugna descarnada por el poder absoluto. 

Bienvenidos al episodio 54 de El Ocaso De Roma. 

Música:

  • Ananta Sound: Silk Road
  • Ant DK: Elium War
  • Salvador Pons: Más allá de Cirlán
  • Zero Project: The return of the king
  • Christoffer Moe Ditlevsen: Lumina
  • Experia: Pray for Mercy 
  • Bram Stoker’s Dracula. Wojciech Kilar (BSO): Hunters Prelude
  • Salvador Pons: La Campaña Pérsica
  • JCRZ Movement II: The mountain

(Episodio 53) El Joven Constantino

El joven Constantino proclamado emperador en Britania por las tropas de su padre. La ilustración es de Angus Mc Bride (1973)

Escuchar en iVoox

Patrocinar y escuchar en Patreon

Tras haber esbozado, en el episodio anterior, el desarrollo de los acontecimientos que acompañan a las abdicaciones del 305 y con la llamada Segunda Tetrarquía ya en funcionamiento, nos centramos hoy en la figura, absolutamente capital, de Constantino. 

No es tiempo aún, eso si, de hablar de sus glorias imperiales ni de sus victorias, ni tampoco de las grandes tragedias que acompañarán su vida, sino de sus años de juventud. 

Nacimiento, infancia y adolescencia de un príncipe de oscuro origen, hijo de una mujer de baja condición social, stabularia, tabernera, concubina o prostituta (depende de la fuente), y vástago legítimo a un tiempo del que llegaría a ser césar y tetrarca de occidente, Constancio Cloro. 

Vida llena de calamidades en Bitinia junto a su madre, y siempre a la sombre de un padre lejano y poderoso, que parecía haberse olvidado de ellos hasta que Diocleciano lo llama a su corte de Nicomedia en donde, a la par que una buena educación palaciega, con los mejores preceptores e instructores, siempre será (bien) tratado como un rehén en una cárcel de oro, siendo su función no otra que asegurar la lealtad de su padre Constancio Cloro, triunfante siempre en Galia y Britania.  

Hoy viajamos a los desconocidos episodios de las mocedades de Constantino que terminarán, casi de manera brusca, con su designación como emperador por parte de las tropas de su padre, ya muerto, en la actual York, Eboracum, en verano de 306.

Se rompen los principios de legalidad tetrárquica y Constantino emerge como un titán de entre las brumas de Britania. 

¿Emperador legítimo o usurpador? ¿Cuál será la reacción de Galerio, jefe de la segunda tetrarquía? Y Maximiano, que abdicó a regañadientes ¿se quedará tranquilo en su aburrido retiro en el sur de Italia? ¿Y qué pasará con el hijo de éste, el ambicioso príncipe Majencio? 

Bienvenidos al episodio número 53 de El Ocaso de Roma. 

Adjunto cartografía del episodio:

(EPISODIO 52) EL FIN DE LA TETRARQUÍA O LAS ABDICACIONES DEL 305

Palacio de Diocleciano en Salona, (Split, Croacia) Ilustración de Jean-Claude Golvin

Escucar en iVoox

Terminado ya el estudio de la Iglesia hasta el siglo III, y tras haber analizado la llamada “gran persecución” llevada a cabo por Diocleciano y los tetrarcas, es hora de que analicemos la decadencia de este sistema político que tuvo a Diocleciano al frente de los destinos de Roma durante 20 años. 

Muchas guerras, campañas muy duras, que llevaron a diferentes tratados y reorganización de fronteras, y una política interior llena de reformas y de cambios estructurales que salvaron al imperio de su desaparición pero que, a la vez, cambiaron para siempre su semblante, su faz de república ficticia, para pasar a convertirse en una autocracia. 

Hoy estudiamos estos cambios y analizamos también los errores, los fallos que pudo cometer Diocleciano a la hora de estructurar su sistema terárquico, que si bien saca a Roma del atolladero, a cambio no es capaz de perdurar en el tiempo. 

Hablamos de estos fallos, y estudiamos lo cabos sueltos que dejó Diocleciano antes de su abdicación, en el 305, antes de su retiro a Salona, en donde nuestro emperador abandona la vida pública pero desde donde también es testigo del desmoronamiento de la tetrarquía. 

Se prepara una guerra total, un enfrentamiento civil como no se había visto en Roma desde hacía décadas, cuyo germen lo encontramos en las abdicaciones del 305.

Bienvenidos al episodio número 52 de EODR.

(Episodio 51) DIOCLECIANO Y LA GRAN PERSECUCIÓN. CONSECUENCIAS PARA LA IGLESIA Y EL IMPERIO

Portada sacada del cómic Murena, de Jean Dufaux Phillipe Delaby. (Ed Planeta Cómic).












Escuchar y patrocinar el iVoox

Escuchar y patrocinar en Patreon

Nos adentramos hoy en los entresijos de la llamada Gran Persecución de Diocleciano. 

Abordamos hoy uno de los aspectos más controvertidos de este emperador y por lo que, quizá, nos es más conocido.  

Poco sabe el gran público, los no iniciados, sobre las reformas de la tetrarquía, sobre sus ajustes en materia monetaria, en temas administrativos, provinciales o militares. Pero casi todo el mundo asocia a Diocleciano a la persecución del cristianismo, la última de las purgas contra los adoradores de Cristo y también la más importante y la más trascendente. 

Hoy hablamos de esta persecución, analizando sus causas, sus motivos y también sus antecedentes, que van desde las leyes religiosas de los emperadores Decio y Valeriano entre otros (recios gobernantes del siglo III) hasta la persecución descarnada ejercida contra los maniqueos, precedente directo de los edictos anticristianos de la tetrarquía. 

Junto al análisis de los acontecimientos habrá lugar también para la anécdota y para el estudio antropológico y, de la mano del folklore, hablaremos de persecuciones desconocidas que acontecieron en las aldeas y villas del norte de Hispania, regadas desde muy antiguo por la sangre de los mártires y sobre cuyos cadalsos se erigen hoy pequeñas ermitas visigóticas e incluso soberbias iglesias románicas, hoy apenas ocultas entre los robledales del norte peninsular. 

Gracias amigos mecenas, y bienvenidos al episodio 51 de EODR. 

(Episodio 50) Cristianismo e Iglesia hasta el siglo IV: Problemas externos (prejuicios y traumas) + Organización interna (unidad, jerarquía y estructuras).

Escuchar y patrocinar en iVoox

Escuchar y patrocinar en Patreon

Hablamos hoy del nacimiento y evolución de la Iglesia, de esta gran comunidad de fieles que crece y también se organiza de forma paralela a la religión cristiana. Desde el siglo I en Palestina hasta los siglos III y IV tenemos un largo camino, lleno de baches, en donde la Iglesia tendrá que luchar contra una serie de prejuicios y tendrá que superar también sus traumas.

¿De qué armas dispondrá la Iglesia? ¿Qué estrategias seguirá esta institución para garantizar su propia subsistencia en un medio hostil? ¿Cómo será su expansión, su organización y su jerarquía durante los tres primeros siglos de nuestra era? ¿Cómo se mantendrá unida a pesar de abarcar una extensión geográfica que pronto será mayor que la del propio imperio romano?

Respondemos hoy a todas estas preguntas en este nuevo capítulo de EODR. Un episodio necesario si queremos comprender no solo la llamada Gran Persecución de Diocleciano, sino el posterior triunfo de la Iglesia.

El mundo cristiano de la Antigüedad Tardía empieza hoy su andadura, con nosotros, y nos adentra en un nuevo mundo en donde, pronto, no habrá rey sin obispo ni emperador sin papa.

Congregaos junto a mí, oyentes fieles y escuchemos juntos este episodio número 50 de EODR. 

Por cierto, incluyo un mapa con la expansión de la nueva religión durante los siglos III y IV, y en donde muestro también la ubicación de las principales iglesias y sedes primadas durante la Antiguedad Tardía. A ver si os sirve.

Música

Ananta Sound: Silk Road
Ant DK: Elium War
FK Music: Underworld
Zero Project: Return of the king
The Soil Bleeds Black – Solus Maestitia Desperatio
Matti Paalanen: Religious(Sta Brigida)
In the Catacombs: More than Family
David Gay-Perret: Renforts
Audiomachine: Leap of Faith (Epic Powerful Cinematic Music)
JCRZ Movement II: The mountain
HARPA DEI: Agni Parthene (Oh Virgen Pura)

(Episodio 49) INFLACIÓN, ESPECULACIÓN Y CONTROL DE PRECIOS. EL EDICTO SOBRE LOS PRECIOS MÁXIMOS.

La ilustracion es de Jean – Claude Golvin y representa un mercado en la ciudad gala de Lugdunum (Lyon).

Escuchar y patrocinar en iVoox

La reforma provincial emprendida por Diocleciano y los tetrarcas tenía como uno de sus principales fines la reorganización del sistema fiscal, haciendo más eficaz la recaudación de impuestos, para de esta manera permitir al Estado disponer de más recursos y de más capacidad para acometer nuevos desafíos. 

El Estado romano engordaba, se hacía más presente en todos los ámbitos de la vida, y para ello necesitaba no solo de una recaudación fiscal más racional y eficaz, sino de una economía más saneada. Sin embargo, la inflación lastraba la buena marcha de un imperio que, a pesar de su renovación, de las exitosas reformas y de los cambios, seguía adoleciendo de un ascenso continuado de los precios, lo que aumentaba desigualdades y generaba descontentos. Es por ello que Diocleciano considera la inflación un asunto de vital importancia no solo económica sino política, ya que podría destruir Roma desde dentro. 

Conociendo cuales son las causas de este mal endémico de Roma, a saber: la falta de nuevas conquistas y por lo tanto la no llegada de ciertos productos a los mercados, el recurso a la devaluación monetaria, y la subida artificial de precios mediante la especulación y el acaparamiento, Diocleciano acomete una serie de reformas muy importantes entre las cuales destacamos el llamado Edicto sobre los precios máximos, emitido en el año 301 en la ciudad de Antioquía. 

Un edicto polémico que fija techo a los precios de más de 1300 productos y servicios, a fin de impedir su escalada, y cuyo objetivo era proteger las economía más modestas, empezando por la de los soldados, siendo éste un colectivo al que los tetrarcas, de origen humilde ellos además, pertenecían. 

Estudiamos hoy este Edicto de los precios máximos. Aunque antes analizaremos las causas de la inflación en Roma, poniendo ejemplos concretos tomados de la literatura y de diversas fuentes historiográficas, en donde se habla de especulación, de mercado negro, de acaparamiento y de subida artificial de precios de productos básicos, lo cual beneficiaba a determinadas oligarquías. 

Bienvenidos a el episodio 49 de El Ocaso de Roma.

(Episodio 48) Tetrarquía y territorio: provincias y diócesis + Administración provincial de Hispania.

La portada es del cómic Murena, ilustrado por Phillipe Delaby
Escuchar en iVoox

Vuelve EODR tras un descanso veraniego lleno de libros, paseos, niños y grandes cantidades de vino de Ribera del Duero. 

Abrimos hoy las puertas de la V temporada con más reformas. Y es que fue tal la labor administrativa y reorganizadora de los tetrarcas que aún es necesario que dediquemos un par de capítulos más a estos aspectos. 

Dos capítulos que serviran de broche final al análisis del mundo creado por Diocleciano y que harán las veces, también, de introductores a la nueva realidad que se nos presenta con el siglo IV. 

El primero de estos episodios, el que hoy nos ocupa, nos lleva al estudio de la gran reforma territorial y administrativa de Diocleciano. Nuevas provincias, más pequeñas, agrupadas en diócesis bajo la supervisión de un vicario, y que dotarán ya al territorio romano de una estructura administrativa que durará siglos, y que aún, a día de hoy, es perfectamente observable. 

Dedicamos también, en este episodio, especial atención al caso hispano. De esta manera, a fin de comprender las características de la Hispania bajo imperial, hacemos un recorrido por las diferentes provincias y territorios ibéricos desde que Roma pone su pie por primera vez en territorio peninsular hasta la tetrarquía. Cinco siglos en donde Roma trazó líneas, dibujó fronteras y en definitiva dotó a la península ibérica de una primerísima organización territorial, cuyos ecos aún percibimos a día de hoy.

Bienvenidos a la V temporada.

(Episodio 47) Galerio vs Narsés

Representación del césar Galerio, humillado, caminando junto al carro de Diocleciano. Fantástica ilustración de Luis Pogliaghi para la Historia de Roma de Francisco Bertolini, de 1889.
Escuchar en iVoox

Terminamos la IV temporada analizando los diferentes choques entre romanos y persas, Galerio y Narsés, en el limes de oriente a lo largo del último lustro del siglo III.

Analizamos los diferentes enfrentamientos y batallas que tienen lugar entre ambos gobernantes, desde Anatolia a Ctesifonte, y que llevarán al imperio romano a una situación difícil en donde habrá que tomar decisiones rápidas y arriesgadas si no querían terminar barridos del escenario político de Asia, tal y como ocurriera en el año 260, cuando Sapor el grande regía los destinos del mundo. 

Un episodio necesario ya que de las decisiones que, tanto los tetrarcas como Narsés, adopten en estos años, dependerá el futuro del limes oriental, de Mesopotamia, durante los próximos 40 años.

Bienvenidos por tanto a este nuevo episodio, el número 47, y que lleva por título: Galerio vs Narsés.

Música:

  • Ananta Sound: Silk Road
  • Ant DK: Elium War
  • Tony Jego: Neblina
  • Salvador Pons: Más allá de Cirlán
  • Aliaksei Yukhnevich: The Fall of Heavens
  • Salvador Pons:Los tetrarcas de oriente
  • Akashic Records: Epic Medieval Battle
  • Salvador Pons: La campaña pérsica.
  • Trace Way: Journey Through the Desert
  • Zero Project: Return Of The King 
  • Deskant: Too Fast to Run
  • JCRZ Movement II: The mountain

(Episodio 46) LA FRONTERA ORIENTAL: ROMANOS Y PERSAS

Portada sacada del cómic «Maxentius» de Romain Sardou y Carlos Rafael Duarte
Escuchar en iVoox

Dejamos atrás el Nilo y sus circunstancias históricas y nos vamos a oriente. 

La frontera oriental, allá en donde Roma y el mundo iranio – ya partos, ya persas – llevan siglos coexistiendo, es un lugar muy complejo que analizamos hoy en EODR. Y para ello hablaremos de las relaciones entre romanos y persas a lo largo de Mesopotamia.

Un lugar antiguo, cuna de la civilización humana, y por ello cargado de inercias y de malos recuerdos en donde las estrepitosas derrotas y las grandes victorias, han convivido siempre con los pactos y las alianzas más inesperadas, ya que, a lo largo de esta frontera se extiende también toda una retahíla de reinos, principados y otros estados, libres, vasallos y clientes, que juegan, en la línea de los dos grandes ríos, al delicado juego de la diplomacia, es decir, de las alianzas pero también de las traiciones, según se tercie, primando, ante todo, una suerte de realpolitik de los siglos III y IV. 

Batallas imposibles, magnicidios en los pasillos de los palacios, eunucos y sacerdotes persas intrigantes, persecuciones religiosas, exiliados políticos, santos e iluminados, en un mundo en donde la injerencia de Persia y de Roma sobre los estados más pequeños, Armenia, Lazica, Iberia y Albania caucásicas, estaba a la orden del día. 

Es el equilibrio incierto de la frontera oriental, en donde un mal paso o una decisión inapropiada, podía llevar al desastre a todo un imperio.

Música

• Ananta Sound: Silk Road
• Ant DK: Elium War
• David Gay-Perret: Apprentissage
• Asylum – Jean Leonti
• Too Fast to Run – Deskant
• Salvador Pons: La campaña Pérsica
• Salvador Pons: Más allá de Cirlán
• Zero-project_-_The_return_of_the_king
• Moltes_music_production_-_the_end
• Aliaksei_Yukhnevich_-_Epic_Battle
• Devil’s Disgrace – Deskant
• Birth of a Knight – Max Anson
• Marc_Teichert_-_Voyagers
• Grégoire_Lourme_-_Darkness_Warriors
• Grégoire_Lourme_-_Freedom_Soldiers
• Asylum – Jean Leonti
• JCRZ Movement II: The mountain

AB ROMA INFERA (EPISODIO 2): HECHIZOS, SORTILEGIOS Y MALDICIONES EN ROMA

Figura de terracota del siglo IV utilizada para rituales de magia. Fue encontrada en Egipto junto a una tablilla de maldición (defixión). Actualmente se encuentra en el museo del Louvre, París.
Escuchar en iVoox

Amigos mecenas,

De nuevo nos sumergimos en la Roma más insólita y aterradora, de la mano de Ab Roma infera. 

Hoy bajamos un peldaño más en nuestro descenso a la Roma infernal, y si en el pasado episodio hablábamos de fantasmas y casas encantadas, hoy le toca el turno a las maldiciones, y a los hechizos. Es el mundo de la magia, que existe desde el principio de los tiempos y que discurre en paralelo a las distintas religiones que han existido, incluyendo el cristianismo.

En un mundo tan inseguro, en donde el individuo se sentía indefenso ante la incertidumbre del día a día, los sortilegios permitían a las gentes afrontar sus temores diarios así como alimentar sus esperanzas más inconfesables. 

Amor, odio, fortuna…es la Roma secreta, ese mundo tenebroso en donde los terribles sueños de la razón pululan sueltos

(EPISODIO 45) EGIPTO EN PIE DE GUERRA

La imagen pertenece al cómic La expedición, publicado por Norma Cómics que cuenta con el guión de Richard Marazano, y que ha sido magistralmente ilustrado por Marcelo Frusin.
Escuchar en iVoox

Volvemos a Egipto amigos, aunque ya será para viajar al último de sus puertos, aquel que nos lleva al mundo de las rebeliones y usurpaciones que, contra la tetrarquía, fueron y se extendieron por toda su geografía. 

Hoy nos centramos en la respuesta de los habitantes de Egipto ante las reformas implementadas allí por Diocleciano y su equipo. Una respuesta que estallará, a modo de rebelión, por las ciudades más significativas del país. Las villas y urbes del alto Egipto, encabezadas por Coptos, un boyante núcleo comercial junto a Tebas, y después la gran capital del delta, la vieja Alejandría, espejo del Nilo y luz del mundo antiguo. 

Todos contra Roma, amigos. Egipto abre los templos de sus dioses guerreros y vengativos y lanza sus maldiciones contra el imperio romano.

¿Cuál será la respuesta de Diocleciano ante estos hechos? ¿Qué intereses y qué grupos sociales estaban realmente detrás de las revueltas?

Cierra este episodio la trilogía que hemos dedicado a Egipto. Es el número 45 que espero que sea de vuestro agrado. 

Mapa con las diferentes rutas comerciales entre el Mediterráneo y oriente durante el bajo imperio. En la esquina inferior izquierda se ha ampliado el Egipto central, con las rutas entre Coptos y los puertos del mar Rojo.

Sorteo libro Sangre y honor, de Harry Sidebottom

Amigos mecenas: 

Asistimos hoy todos (incluído yo mismo) al sorteo público del libro Sangre y honor, de Harry Sidebottom. 

Para que veais que no hay trampa ni cartón, yo me he limitado a meter (en este programa llamado «Échalo a suerte») los nombres de aquellos que me proporcionasteis vuestros datos a lo largo de esta semana. El programa publicará el ganador a las 23:30 de hoy domingo 10 de mayo.

Aquí el enlace. Suerte a todos. 

EL TRONO DEL CÉSAR: sangre y honor de Harry Sidebottom

Terminada la lectura de esta novela de Harry Sidebottom, y con el libro descansando ya sobre el atril de mi escritorio, me vienen a la cabeza algunas reflexiones que voy a compartir con vosotros, a modo de reseña. 

Sangre y honor es el segundo libro de la trilogía titulada El trono del césar, publicada en España por Espasa Libros, y escrita por Harry Sidebottom, profesor en Oxford y autor de algunas series de novelas históricas ambientadas en la Roma antigua, como la saga Guerrero de Roma o esta trilogía que nos ocupa: El trono del césar. Es autor también de algunas obras de no ficción relacionadas con la guerra en el mundo antiguo, algo que trasciende a sus obras literarias, ya que hace gala, a lo largo de ellas, de un basto conocimiento de temas militares: batallas, tácticas, armamento…

Así pues ¿nos encontramos ante una novela de batallitas? En absoluto.

La serie El trono del césar transcurre durante los años convulsos que inauguran la llamada crisis del siglo III, un periodo de medio siglo aproximadamente en donde el imperio romano tocará fondo en muchos aspectos, siendo testigo de invasiones, epidemias y hambrunas, así como cambios sociales y profundas transformaciones en el ámbito económico, militar y de las mentalidades. Y todo ello con el telón de fondo de  una persistente inestabilidad política, en donde — amén de guerras civiles y episodios de secesión territorial — asistimos a un mundo en donde las más de las veces se accedía a la púrpura por asesinato.

Un siglo de hierro, como decía Dion Casio, y que comienza con el regicidio del último emperador de la dinastía de los Severos, Alejandro Severo y de su intrigante madre, Julia Mamea, por parte de los soldados.

Este es el punto de partida de esta trilogía que comienza en el año 238 DC, y que se centra en la figura, siempre controvertida, de Maximino el Tracio, primer emperador de estos años convulsos, personaje de origen bárbaro, tosco en sus maneras, y poco dado a halagos y lisonjas hacia los poderosos, por lo que tendrá al senado de Roma en contra prácticamente desde el principio. 

Sobre esta base, el autor hará desfilar a toda una serie de personajes históricos reales, como Pupieno y Balbino, Timesitéo, Capeliano, Filipo, y por supuesto los Gordianos, muchos de los cuales vestirán la púrpura en el futuro, como sabemos, mezclándolos con un variopinto conjunto de personajes ficticios inolvidables, ya sean prostitutas y navajeros de la Suburra, aristócratas engreídos, señores de la guerra o acuñadores cristianos con mala conciencia.

Con esta argamasa, construye el autor una par de novelas (a falta de que se publique la tercera) en donde se desarrolla una trama coral, que nos lleva irremediablemente del frío Danubio al norte de África, y de ahí a Roma para marchar después a los desiertos de las provincias y reinos fronterizos con Persia. Así, de un lado a otro, viajamos de la mano de los distintos personajes a todas las intrigas posibles, que reflejan un mundo lleno de dobleces, en donde nadie es quien parece. 

De esta manera Sidebottom nos muestra lo que, a buen seguro, será una trilogía sólida, redonda y bien construida. Al menos, eso es lo que me transmite en estas dos primeras novelas, que hacen gala además de un minucioso detallismo que se refleja sobre todo en la descripción de las batallas, en donde, casi de manera virtuosa, nos enseña los distintos grados militares, las diferentes armas, técnicas y costumbres. Casi nos mojamos con los soldados en las noches de lluvia, durmiendo al raso, pasamos calor en los desiertos norteafricanos y nos alegramos cada vez que algún arquero de Osroene atraviesa el pecho de un persa con su flecha. 

Sasánidas, pero también sármatas yazigos, queruscos y alamanes, así como tribus nómadas de los chotts y oasis de Mauritania. Toda una retahíla de enemigos bárbaros en donde el autor hace un repaso casi antropológico de sus costumbres, y que, a mi juicio se quedan cortas, por necesidades, obviamente, de un argumento que debe continuar.

Novelas por tanto de detalles, de descripciones, en donde encontramos también muchas referencias filosóficas: estoicismo frente a epicureísmo; literarias y religiosas. Y es que los personajes rezan, discuten y citan a los clásicos en todo momento. Lo cual en el fondo no hace otra cosa que mostrarnos a personajes de carne y hueso preocupados sobre todo por sus propias ambiciones y necesidades, y que manifiestan tanto la falta de patriotismo de senadores y oligarcas — preocupados tan solo de mantener sus patrimonios — como la penosa vida de las clases populares, deseosas siempre de una vida mejor, y que buscan consuelo ya sea en los nuevos cultos o directamente en la huida física hacia lugares más propicios. 

“En cualquier caso, el dinero que poseía distaba mucho de ser suficiente. Cuando consiguiese más, se marcharía de Roma (…) se iría a una de esas islas mágicas en las que el barco había hecho escala en su trayecto hasta allí: Zacinto o Córcira.”

Suena a Kavafis, a pesar de ser una prosa anglosajona, que no llega al lirismo de los autores mediterráneos (quizá tampoco lo pretenda, nuestro Sidebottom), pero que, sin duda nos transporta a ese siglo convulso en ciernes, a ese imperio condenado a renovarse y que, entre intriga e intriga, entre invasiones, guerras y hambrunas nos muestra los afanes, anhelos y preocupaciones de los habitantes de una Roma que, quizá, ya no iba a ser eterna. 

Autor: Harry Sidebottom

Título original: Blood and steel

Editorial Planeta, S.A., 2020

Para esta edición: Espasa libros, 2020

Páginas: 526

ISBN: 978-84-670-5905-2